miércoles, 14 de enero de 2009

Anatomia y fisiologia del sistema digestivo


El aparato Digestivo (sistema digestivo) es un tubo tubular músculo membranoso, que se extiende de la boca al ano. Sus funciones son las de INGERIR, TRITURAR, DIGERIR Y ABSORVER los alimentos, además de eliminar los residuos sólidos. El aparato digestivo reduce los elementos nutritivos de los alimentos compuesto hasta hacerlos bastantes simples para ser absorbidos y utilizados como energía y para formación de otros compuestos con fines metabólicos.

El tubo digestivo está tapizado por una membrana mucosa, la que se continúa con la piel de la boca y el ano. Las cuatro capas que forman su pared, de adentro hacia a afuera, son:

EPITELIO: (escamoso estratificado en la porción glandular del estomago y cilíndrico sencillo, desde dicho lugar)

LÁMINA PROPIA (incluidas las mucosas y submucosas musculares)

MÚSCULOS: (estriados a nivel del esófago y lisos en el resto del tubo, generalmente en disposición anular y longitudinal)

EL PERITONEO VISCERAL: una cubierta serosa, caudal al diafragma y sobre la mayor parte de la extensión del tubo digestivo.

LAS PORCIONES EN QUE SE DIVIDE EL TUBO DIGESTIVO SON:


¨ Boca.
¨ Faringe.
¨ Esófago (Cavidades pregástrica en los rumiantes)
¨ Estomago glandular.
¨ Intestino Delgado.
¨ Intestino Grueso.
¨ Glándulas Accesorias, que son principalmente las salivales, el páncreas y el hígado.

Boca:


¨ Comprenden prensión.
¨ Masticación.
¨ Insalivación.
¨ Formación del bolo alimenticio.

Dientes:

Los dientes proceden de una invaginación de epitelio conocida como lámina dental, la cual produce el órgano del esmalte, cubierta cupuliforme de una prominencia de tejido conectivo llamada papila dental. El tejido conectivo localizado alrededor del germen del diente se llama saco dental. Tanto las piezas temporales como las permanentes derivan de estructuras embrionarias similares.

Los incisivos se insertan en los alvéolos de los huesos premaxilar y mandibular. Son cuadrados o redondos y tienen como misiones fundamentales sujetar, roer o cortar. Los rumiantes carecen de ellos en la mandíbula superior. Roedores y lagomorfos los tienen muy desarrollados y crecen continuamente a lo largo de la vida por lo que necesitan ser desgastados constantemente. Los primeros los presentan en ambas mandíbulas y los segundos sólo en la superior.

Los caninos, son puntiagudos y tienen como misión desgarrar, por lo que son de especial importancia en todos los animales de hábitos carnívoros y hematófagos presentándolos muy desarrollados y llamativos. Otras especies presentan un gran desarrollo de estos dientes en una o las dos mandíbulas más con fines intimidatorios o defensivos que alimenticios como ocurre con los elefantes, herbívoros estrictos, o algunos suidos y simios de hábitos omnívoros. También la mayor parte de los artiodáctilos y perisodáctilos carecen de ellos en la mandíbula superior o en ambas, y roedores y lagomorfos en su totalidad no los presentan en ninguna.

Los premolares y molares son dientes bajos, planos y grandes que se utilizan para triturar y rebanar el alimento, por lo que adquieren especial importancia en herbívoros como los artiodáctilos y perisodáctilos, disminuyendo según se incrementan los hábitos carnívoros hasta el punto de que muchos de estos animales presentan modificaciones de los premolares e incluso primeros molares asemejándolos más a caninos que a molares típicos. Las diferencias existentes en la dentición de los mamíferos dan lugar a que la conformación de los dientes y la fórmula dentaria sean instrumentos comúnmente utilizados en la clasificación taxonómica de los mamíferos. Pueden ser:

Según la morfología de las cúspides:

Lofodontos (cúspides unidas lingual-labial)
Selenodontos (cúspides unidas antero-posterior)

Según la altura de las cúspides:

Hipsodontos (cúspides altas)
Braquidontos (cúspides bajas)
Según la forma de la pieza
Tribosfénicos (en forma de triángulo)
Cuadrados (con esta forma aproximada)
Carnasales (crecimiento alométrico y cúspides en línea)
Bunodontos (cúspides redondeadas)

Grado de Masticación:

Los rumiantes no muelen finamente el pasto o forraje en el momento en que lo comen; la mayor parte de este proceso sucede en la rumia cuando el bolo es regurgitado y masticado nuevamente.
En los rumiantes la cantidad de saliva secretada varia de 2 a 3 litros por día en las ovejas y de 130 a 180 litros en el ganado bovino.
La saliva tiene otras funciones además de la lubricación. Disuelve los compo-nentes del alimento solubles en el agua y permite que estos componentes lle-guen a las papilas gustativas.En los rumiantes la saliva puede ser una fuente de buffer de bicarbonato fos-fato para el rumen y provee un mecanismo para reciclar urea.

Lengua:

La lengua es un órgano muscular cubierto de mucosa. El músculo hipogloso se inserta en el hueso hioides; el músculo geniogloso, en la sínfisis mandibular; el músculo estiglocoso, a lo largo de la parte interna del hueso estilohioideo.

La vaca usa la lengua como órgano prensil, así como para ayuda de la masticación y para formar el bolo alimenticio.
La lengua esta cubierta de epitelio escamoso estratificado con gran numero de papilas, especialmente en su superficie dorsal. Dichas papilas, filiformes, fungiformes y circunvaladas, se encuentran en todos los animales domésticos, y las papilas foliadas las tienen el caballo, el cerdo y el perro, pero no la oveja ni la vaca. Las papilas filiformes no poseen botones gustativos, pero todos los otros tipos de papilas si los tienen.

Las papilas filiformes tienen aspecto de cabello. Constan de un núcleo de tejido conectivo cubierto de una copa epitelial cornificada. Estas papilas son mas cortas y blandas en el cabalo que en los otros animales domésticos, lo que da a la lengua equina un tacto aterciopelado.

Las papilas fungiformes se llaman así por su semejanza a un hongo. Contienen terminaciones gustativas en todos los animales.

Las papilas foliadas se han comparado con las hojas de una planta; se encuentran en caballo, cerdo y perro, en los cuales tienen receptores gustativos y glándulas serosas. En el caballo y el perro también contienen glándulas mucosas.

Las papilas circunvaladas son proyecciones redondeadas de un profundo surco. Contienen bulbos gustativos y glándulas serosas en todos los animales domésticos; en el caballo contienen también glándulas mucosas.


Las papilas circunvaladas y las fungiformes poseen botones gustativos, pero las papilas filiformes cónicas y lenticuladas no los tienen. También se pueden observar en la epiglotis, faringe, laringe y en el paladar blando.
La lengua de la vaca tiene un surco transverso, delante de una prominencia dorsal, la cual es principalmente mucosa engrosada.

Los labios de ovinos, caprinos y equinos, blandos inflexibles sirven para tomar el alimento. Por el contrario, en vacunos y porcinos, por su rigidez e inmovilidad, apenas sirven para cerrar la boca. Están cubiertas en la parte externa por la piel y en la interna por la mucosa ambas sobre capas de músculo.


Los carrillos son paredes musculares cubiertas de piel por fuera y tapizadas en mucosa por dentro ayudan a la lengua a llevar los alimentos entre los dientes, para la masticación la vaca tiene en los carrillos numerosas papilas cónicas.

Las mandíbulas se cierran por la acción de los poderosos músculos maceteros, temporales y pterigoideos, se abren por la de los músculos digástricos, occipitomandibulares esternomandibular.

El paladar duro forma el techo de la boca, continuado en dirección caudal por el paladar blando, el cual separa la cavidad bucal de la nasofaringe.

Además esta surcado por engrosamientos transversos de la mucosa, debajo, una red venosa forma una espacie de tejido cavernoso.

Esófago continuación directa de la faringe, es un conducto muscular extendido hasta el orificio del cardias, inmediatamente detrás del diafragma. Después de la faringe, el esófago pasa por un plano dorsal a la traquea, por lo general con cierta tendencia hacia el lado izquierdo del cuello. Siempre dorsal con la traquea, penetra en el tórax y prosigue en sentido caudal entre ella y la Orta hasta el nivel del diafragma.

Entonces el esófago se insinúa en el hiato esofágico y se une al estomago, ya en la cavidad abdominal. la pared muscular del esófago consta de dos capas que se cruzan en modo oblicuo, forman luego espiral y por ultimo una capa circular interna y otra longitudinal externa.

El cardias: Es un esfínter que regulan el paso de los alimentos, el cardias y el píloro son relativamente próximos, pues el estomago tiene semejanza a una pera deformada por incurvación. Esta configuración hace que se extienda una concavidad corta entre el cardias y el píloro llamada curvatura pequeña y una curva convexa llamada opuesta, que se conoce como curvatura mayor. El abultamiento cerca del cardias se llama fundus (fondo mayor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada